<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=101295964057468&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">
CERRAR
Simula tu crédito
TELÉFONO: 551-204-1254 E-MAIL: contacto@yave.mx
Simula tu crédito
Yoselin Martínez 03 / 03 / 2021 7 min.

¿Qué hacer si ya no puedo pagar mi crédito hipotecario?

Adquirir una casa propia es una decisión importante, pero también todo un reto, especialmente en esta época en la que muchas personas han perdido su empleo o han tenido que enfrentar la crisis económica que trajo consigo la pandemia.

Actualmente, mantener un crédito hipotecario sin atrasos en los pagos depende de una situación financiera estable, realidad que en muchas ocasiones se complica. Ante ello, el primer consejo que podemos darte es evitar a toda costa el incumplimiento de pago, toda vez que un historial crediticio con irregularidades puede generar medidas jurídicas.

Es importante que conozcas las acciones que puedes tomar para evitar un adeudo. A continuación, te compartimos algunas opciones.

  • Acércate a la institución que te otorgó el crédito hipotecario. Al ponerte en contacto con ellos y explicar la situación, puedes negociar y solicitar una prórroga de pago del crédito.
  • Cambia tu hipoteca. Existen financiamientos en el mercado que permiten sustituir la hipoteca anterior por una de mejores condiciones y, además, con liquidez adicional.
  • Mejora tu hipoteca a través del refinanciamiento. Otra alternativa es sustituir la hipoteca por un producto de otra institución financiera, obteniendo mejores condiciones crediticias, incluso, cambiando el tipo de tasa.

Ventajas de refinanciar tu hipoteca

1. Reducir la tasa de interés

La tasa de interés de tu crédito hipotecario está íntimamente ligada a cuánto pagas por ella cada mes. Conseguir una tasa de interés menor se refleja en mensualidades más bajas y, por tanto, en una mayor liquidez personal.

2. Ajustar el plazo de tu hipoteca

Si estás en un momento de tu vida en el que necesitas una mayor solvencia económica, incrementar el plazo de tu hipoteca te ayudará a reducir el monto del pago mensual. Debes considerar que este movimiento alargará el tiempo que pasarás pagando tu crédito. Además, dependerá de los plazos disponibles de la institución financiera de tu interés.

3.Cambiar tu hipoteca de tasa variable a tasa fija

Una tasa variable está expuesta a fluctuaciones del mercado, lo que podría llevarte a pagar mucho más de lo que pensaste en un principio. En este caso, puedes negociar un refinanciamiento con una tasa de interés fija y cubrirte de este tipo de riesgos.

En casos extremos, existe la opción de poner a la venta el inmueble para poder obtener recursos que permitan liquidar la hipoteca y, con el sobrante de dinero, adquirir un inmueble con un costo más bajo, sin poner en riesgo el 100% del patrimonio.

Sea cual sea tu decisión, puedes contar con Smart Lending, ahora Yave. Ingresa a nuestra página y descubre si eres candidato a un refinanciamiento hipotecario. Nuestros asesores pueden ayudarte a encontrar una salida a tu problema.

Mejora tu hipoteca

*Consulta Términos y Condiciones

avatar

Yoselin Martínez

Content Manager en YAVE. Comunicóloga egresada de la UAM Xochimilco y ganadora del Premio Nacional de Trabajos Recepcionales CONEICC 2015. Disfruta viajar a la playa y pasar tiempo en familia.

Dejar comentario